Tomar consciencia sobre el abuso sexual

Hechos, mitos y estadísticas

Tres carpetas con las palabras hechos, mitos y estadísticas escritas en el dorso
Proporcionar hechos y mitos sobre el abuso sexual es una de las maneras de tomar conciencia sobre el abuso sexual. Tomar conciencia de los hechos es una de las diversas medidas preventivas que se pueden seguir para asistirlo a tomar las mejores decisiones para mantenerlo a usted y a alguien que conozca seguros.

Los hechos, mitos y las estadísticas que se proporcionan a continuación son extractos de estudios y brindan información objetiva basada en los hallazgos del equipo de investigación. La información no tiene el objetivo de disminuir la posibilidad de riesgo que corren usted o a alguien que usted conozca.

The fact, myths and stats are divided into several categories:

Abuso sexual1 volver al principio

  • Una de cada tres niñas y uno de cada siete niños sufrirá de abuso sexual en algún momento en su infancia. 1
  • La mayoría de los autores del delito son conocidos, pero el 47% son miembros de la familia nuclear o de la familia extendida. 1
  • En el 93% de los casos de abuso sexual de menores, el menor conoce a la persona que abusa de él o ella. 2
  • Aproximadamente el 30% de los casos se denuncian a las autoridades. 3
  • Aproximadamente, 1.8 millones de adolescentes en los Estados Unidos han sido víctimas de agresión sexual. 4
  • El 33% de las agresiones sexuales ocurre cuando la víctima tiene entre 12 y 17 años de edad. 5
  • El 82% de las víctimas juveniles son mujeres. 5
  • El 69% de las agresiones sexuales contra adolescentes que se denunciaron a las fuerzas del orden público ocurrieron en la vivienda de la víctima o del delincuente, o en la vivienda de otra persona. 5
  • Fue 3 1/2 veces más probable que los adolescentes entre 16 y 19 años de edad se convirtieran en víctimas de violación, intento de violación o agresión sexual, que la población en general. 6
  • Aproximadamente una de cada cinco estudiantes de escuela secundaria del sexo femenino denuncia que ha sufrido de abuso sexual y/o físico por su pareja. 7
  • Aproximadamente uno de cada siete (13%) usuarios jóvenes de Internet recibieron invitaciones sexuales no deseadas.8
  • El 4% de los usuarios jóvenes de Internet recibieron invitaciones agresivas en las que los solicitantes hicieron o intentaron hacer contacto con los jóvenes fuera del ambiente electrónico.8
  • El 9% de los usuarios jóvenes de Internet han sido expuestos a material sexual inquietante mientras estaban en línea.8
  • El 9.2% de los casos de maltrato de niños en 2010 se calificó como abuso sexual. 9
  • Más de 63,000 casos de abuso sexual de menores se reportaron en 2010. 9

Depredación a través de la tecnología volver al principio

Una vista de cerca de las manos de una mujer escribiendo en el teclado de una computadora portátil.
  • Los predadores buscan jóvenes vulnerables para seducir, incluidos aquellos con antecedentes de abuso sexual o físico, aquellos que publican videos o fotografías sexualmente provocativos y aquellos que hablan de sexo con personas desconocidas en línea. 10
  • Uno de cada 25 jóvenes recibieron solicitudes sexuales en línea en las que los solicitantes intentaron hacer contacto fuera del ambiente electrónico. 10
  • En más de un cuarto (27%) de incidentes, los solicitantes le pidieron a los jóvenes fotografías sexuales de ellos mismos. 10
  • El 15% de los adolescentes que tienen teléfonos celulares (de 12 a 17 años de edad) mencionan que han recibido imágenes en las que alguien que ellos conocen aparecen semidesnudos o desnudos sexualmente sugestivos. 11
  • El 4% de los adolescentes que tienen teléfonos celulares (de 12 a 17 años de edad) mencionan que han enviado mensajes de texto a otros en los que ellos aparecen semidesnudos o desnudos sexualmente sugestivos. 11

Victimización volver al principio

  • Aproximadamente, 20 millones de cada 112 millones de mujeres (18%) en los Estados Unidos han sido víctimas de una violación en algún punto de sus vidas. 12
  • Un estudio descubrió que solo el 16% de todas las violaciones se denunciaron a las fuerzas del orden público. 12
  • En 2006 solamente, 300,000 mujeres universitarias (5.2%) fueron víctimas de una violación. 12
  • Entre las mujeres universitarias, aproximadamente el 12% de las violaciones se denunciaron a las fuerzas del orden público. 12
  • De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización Criminal de la Oficina de Estadísticas Judiciales en 2010, se denunciaron 188,380 casos de violación o agresiones sexuales de una persona de 12 años de edad o más. 13
  • En 2010, el 12% de las violaciones y agresiones sexuales involucraban el uso de un arma. 13
  • En 2010, el 25% de las víctimas femeninas de violación o agresión sexual fueron víctimas de extraños. 13
  • Los niños entre 12 y 15 años de edad representan el porcentaje más alto de abuso sexual, entre todos los tipos de abuso, por parte de niños que tienen menos de 18 años de edad. 13

Divulgación entre los niños 14 volver al principio

Un padre manteniendo un conversación seria con su pequeño hijo
  • Mito: si un niño o niña sufre de abuso sexual, él o ella vendrán inmediatamente y le contarán.
  • Mito: los niños revelan información de modo inmediato al abuso y brindan un informe detallado de lo que ha ocurrido.
  • Mito: es más probable que los niños revelen información si sus padres o una autoridad adulta que pueda ayudar les preguntan directamente.
  • Mito: La revelación es siempre un evento único.
  • Hechos: con frecuencia, se retrasa la divulgación del abuso sexual; a menudo, los niños evitan decirlo debido a que temen una reacción negativa por parte de sus padres o temen que el abusador los lastimen. Por tal motivo, es frecuente que no lo revelen hasta la adultez.
  • Hechos: es común pensar que los niños brindarán un informe claro y detallado del abuso. Esto no es consecuente con la investigación; las revelaciones con frecuencia son graduales y se pueden presentar en una serie de señales.
  • Hechos: es posible que los niños insinúen que algo les paso sin declarar directamente que fueron víctimas de abuso sexual, pueden estar probando la reacción de sus “señales”.
  • Hechos: si se sienten listos, es posible que los niños luego proporcionen una señal mayor si consideran que será bien manejada.
  • Hechos: es fácil pasar por alto las señales de revelación de abuso. Como consecuencia, es posible que un niño o niña no reciba la ayuda necesaria.

Resultados de la encuesta: mensajes de texto con contenido sexual y tecnología volver al principio

Una encuesta realizada en 2008 por la Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo no Planificado en Adolescentes descubrió que: 15

Una niña recostada en el césped mirando un teléfono celular
  • Se calculó que aproximadamente el 90% de los adolescentes y adultos jóvenes están en línea.
  • El 89% de los adolescentes tenían un perfil en una red social (por ej., MySpace, Facebook).
  • El 78% de los adolescentes publican fotografías en línea y el 80% envían y reciben imágenes o videos en una computadora.
  • El 87% de los adolescentes tienen y usan un teléfono celular y el 13% tuvo o usó un teléfono inteligente.
  • El 68% de los adolescentes tienen y usan una computadora portátil y el 33% tiene o usa una cámara web.
  • El 22% de las adolescentes mujeres y el 18% de los adolescentes varones han enviado o publicado imágenes o videos de ellos mismos en los que aparecen desnudos o semidesnudos.
  • El 39% de todos los adolescentes han enviado mensajes sexualmente sugestivos a través de un mensaje de texto, correo electrónico o servicio de mensajes instantáneos.
  • El 38% de las adolescentes mujeres y el 39% de los adolescentes varones dicen que se han compartido con ellos correos electrónicos o mensajes de texto sexualmente sugestivos, mensajes que en un principio eran para otra persona.
  • El 44% de los adolescentes tanto mujeres como varones mencionan que es común que los mensajes de texto sexualmente sugestivos se compartan con otras personas que no sea el destinatario específico.
  • El 36% de las adolescentes mujeres y el 39% de los adolescentes varones mencionan que es común que se compartan fotografías en las que aparecen desnudos o semidesnudos con otras personas que no sea el destinatario específico.
  • El 51% de las adolescentes mujeres expresan que la presión de un chico es uno de los motivos por el cual las chicas envían mensajes o imágenes sexy; solo el 18% de los adolescentes varones mencionaron que la presión que las compañeras mujeres ejercen son un motivo.
  • El 15% de los adolescentes que han enviado o publicado imágenes en las que aparecen desnudos o semidesnudos de ellos mismos dicen que lo han hecho con alguien que conocieron solo en línea.
  • Cuando mencionan los motivos por los cuales enviaron o publicaron mensajes sugestivos o videos o imágenes en los que aparecen desnudos o semidesnudos, el 44% dijo que fue en respuesta a uno que le enviaron a él o ella.
  • Solo el 4% de los adolescentes informaron que publicaron videos o imágenes en los que aparecen desnudos o semidesnudos en línea (por ej., en MySpace, en Facebook, en un blog).
  • Enviar y publicar videos o fotografías en los que aparecen desnudos o semidesnudos empiezan a una corta edad y se vuelve aún más frecuente a medida que son adolescentes (entre los 13 y los 19 años de edad) y se convierten en adultos jóvenes (entre los 20 y los 26 años de edad).

Delitos sexuales contra menores de edad que se inician en Internet: una encuesta nacional16 volver al principio

Los resultados de la encuesta describen las características de las interacciones entre los predadores de Internet y sus víctimas juveniles. La encuesta descubrió que:

  • La mayoría de las víctimas se reunió con el predador de modo voluntario.
  • De las 129 víctimas identificadas, de 17 años de edad y menores, los encuentros cara a cara se han llevado a cabo en el 74% de los casos y el 93% de dichos encuentros incluyeron contacto sexual.
  • El 75% de las víctimas fueron niñas.
  • La mayoría de las víctimas (67%) fueron niños entre los 12 y los 15 años de edad.
  • El primer encuentro más común de un predador con una víctima se llevó a cabo en una sala de conversación virtual (76%).
  • En el 47% de los casos, el predador ofreció regalos o dinero durante la fase para establecer relaciones.
  • Los predadores usaron menos engaños para hacerse amigos de sus víctimas en línea que los expertos creyeron. Solo el 5% de los predadores les dijeron a sus víctimas que tenían la misma edad que ellas. La mayoría de los delincuentes les dijeron a sus víctimas que eran hombres mayores que buscaban mantener relaciones sexuales.
  • Las víctimas que respondieron a esta encuesta se habían reunido de modo voluntario y habían tenido relaciones sexuales con los predadores. Los autores concluyeron que los jóvenes vulnerables necesitan más educación en cuanto a los efectos negativos de dichas relaciones.

RReferenciavolver al principio

  1. Briere, J., and D. M. Eliot, “Prevalence and Psychological Sequence of Self-Reported Childhood Physical and Sexual Abuse in General Population.” Child Abuse & Neglect, 2003, Vol. 27, Issue 10, pp. 1205–1222.
  2. Douglas, Emily, and D. Finkelhor, Childhood Sexual Abuse Fact Sheet. Crimes Against Children Research Center, May 2005. (http://www.unh.edu/ccrc/factsheet/pdf/CSA-FS20.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  3. Finkelhor, D., “The Prevention of Childhood Sexual Abuse.” Future of Children, 2009, 19(2):169–94.
  4. Kilpatrick, D., R. Acierno, B. Saunders, H. Resnick, C. Best, and P. Schnurr, “National Survey of Adolescents.” Charleston, SC: Medical University of South Carolina, National Crime Victims Research and Treatment Center, 1998.
  5. “Sexual Assault of Young Children as Reported to Law Enforcement: Victim, Incident, and Offender Characteristics.” U.S. Department of Justice, Bureau of Justice Statistics, 2000.
  6. “National Crime Victimization Survey.” U.S. Department of Justice, Bureau of Justice Statistics, 1996.
  7. Silverman, J. G., A. Raj, L. A. Mucci, and J. E. Hathaway, “Dating Violence Against Adolescent Girls and Associated Substance Use, Unhealthy Weight Control, Sexual Risk Behavior, Pregnancy, and Suicidality.” Journal of the American Medical Association, 2001, Vol. 286 (No. 5).
  8. Wolak, J., K. Mitchell, and D. Finkelhor, “Online Victimization of Youth: Five Years Later.” National Center for Missing & Exploited Children, 2006. (http://www.unh.edu/ccrc/pdf/CV138.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  9. U.S. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Families, Administration on Children, Youth and Families, Children’s Bureau, “Child Maltreatment 2010.”
  10. Wolak, Janis, J.D., David Finkelhor, Kimberly J. Mitchell, and Michele L. Ybarra, “Online ‘Predators’ and Their Victims: Myths, Realities, and Implications for Prevention and Treatment.” American Psychologist, 2008, 63:111–128. (http://www.unh.edu/ccrc/pdf/Am%20Psy%202-08.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  11. Lenhart, Amanda, “Teens and Sexting.” Pew Internet & American Life Project, December 15, 2009. (http://www.pewinternet.org/Reports/2009/Teens-and-Sexting.aspx) (1.º de noviembre de 2012)
  12. Kilpatrick, Dean G., Ph.D., Heidi S. Resnick, Ph.D., Kenneth J. Ruggiero, Ph.D., Lauren M. Conoscenti, M.A., and Jenna McCauley, M.S., “Drug-Facilitated, Incapacitated, and Forcible Rape: A National Study,” July 2007. (https://www.ncjrs.gov/pdffiles1/nij/grants/219181.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  13. Truman, Jennifer l., Ph.D., BJS Statistician, “National Crime Victimization Survey 2010.” U.S. Department of Justice, Office of Justice Programs, Bureau of Justice Statistics, September 2011. (http://bjs.ojp.usdoj.gov/content/pub/pdf/cv10.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  14. Canadian Centre for Child Protection Inc., “Child Sexual Abuse–It Is Your Business.” (https://www.cybertip.ca/pdfs/C3P_ChildSexualAbuse_ItIsYourBusiness_en.pdf) Página 10 (1.º de noviembre de 2012)
  15. The National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancy, “Sex and Tech–Results From a Survey of Teens and Young Adults.” (http://www.thenationalcampaign.org/sextech/PDF/SexTech_Summary.pdf) (1.º de noviembre de 2012)
  16. Wolak, Janis, David Finkelhor, and Kimberly J. Mitchell, “Internet-Initiated Sex Crimes Against Minors: Implications for Prevention Based on Findings from a National Study.” Journal of Adolescent Health, 2004, Vol. 35 (No. 5), pp. 11–20. (http://www.unh.edu/ccrc/pdf/CV71.pdf) (1.º de noviembre de 2012)